Audio, Mezcla y Grabación - Etapa de Niveles de Ganancia y Paneo

Capítulos relacionados: 

Capítulos:  Parte 1 Parte 2 - Parte 3 - Parte 4 - Parte 5 - Parte 6 - Parte 7 
                  Parte 8 y 9 - Parte 10 

Profesor: Amner Hunter   Programa que utilizamos: Cubase  Steinberg





¿Qué es el volumen?

Para definirlo en pocas palabras el volumen es considerado como la percepción subjetiva de la potencia de un sonido. 
El fenómeno en si es complejo de explicar porque involucra el nivel de presión sonora (medible) y las curvas del oído que fueron mencionadas en el artículo sobre la guerra del volumen.

Curvas de igual sonoridad
Curvas de igual sonoridad de Fletcher y Munson
En pocas palabras lo que sucede es que definimos al volumen como la percepción de cuan “fuerte” suena algo, el nivel de presión sonora a la medición de dicho sonido comparado con un parámetro conocido ( el umbral de audición). 

Finalmente las curvas de Fletcher y Munson nos dicen lo que creemos estar escuchando (el oído tiene su propia ecualización).

Hasta acá simplemente definimos los términos pero todavía no explicamos bien cual es la diferencia entre ganancia y volumen.


¿Qué es la ganancia?

Etapa de ganancia: Amplificador de emisor común.
Etapa de ganancia que consiste en un amplificador de emisor común.
Podemos definir la ganancia como un cambio relativo entre dos estados, aunque a manera de hacer el concepto más ameno digamos que la ganancia es un incremento en algún valor.


En el caso del ejemplo de arriba, tenemos una etapa de amplificación de emisor común, vemos que a la izquierda de todo tenemos la señal que ingresa y en la parte superior derecha tenemos la señal que veríamos a la salida. Definimos la ganancia como la relación entre estas dos señales.

¿Que es el paneo?

El concepto de espacialización sonora surge desde el ámbito musical siendo estudiada desde siglos atrás debido a que un músico tenía la posibilidad de ubicar en tiempo y espacio real un instrumento musical o una fuente sonora. 

Normalmente la fuente sonora mantiene una ubicación espacial puntual o se mueve respecto al oyente. Los primeros experimentos en espacialización usaban este método, y en un sentido amplio podría considerarse a la ubicación (y utilización) de los instrumentos dentro de una orquesta y aún el de los coros (que suenan mejor en ambientes reverberantes) como formas de espacialización. 
Si se desea consultar sobre la historia de la música espacial se sugiere music in space de Karlheinz Stockhausen.

Se denomina fuente sonora al proceso mediante el cual un sonido es manipulado para generar en el oyente la sensación de estar moviéndose en un espacio real o virtual. También se puede entender a la fuente sonora desde la concepción causalista que sucede cuando el oyente localiza el sonido en función a su origen espacial.1


La localización de un sonido se encuentra subordinada a la actividad interna del oyente de modo que nuestro tensor timpani se encarga de localizar el origen de los sonidos y de la misma forma a la condición externa donde se encuentra la fuente sonora con respecto al oyente, es decir la acústica.

Por otro lado tenemos el concepto espectromorfología que fue definido por Denis Arthur Smalley para describir experiencias auditivas relacionadas con la evolución del espectro sonoro a través del tiempo.

Desde que la edición sonora es posible (a partir de la cinta magnética) se ha podido crear y entender el concepto de la espacialización virtual. La cual busca simular mediante procesamientos (generalmente digitales, aunque puede hacerse también en forma analógica) a las variaciones físicas (acústicas) que ocurrirían en el caso de estar moviéndose la fuente. 

Para oírse, estas simulaciones son reproducidas mediante al menos dos fuentes sonoras (altavoces), siendo el efecto más real cuantas más fuentes haya o dependiendo de la técnica de grabación que se utilice. 

La espacialización sonora virtual nos ha dado la oportunidad de crear y contraponer espacios sonoros inexistentes, en el ámbito de experimentación sonora ha sido de suma relevancia.

Actualmente se utiliza la espacialización sonora como herramienta para diseñar una narrativa sonora de manera que se crean, reconstruyen o se imitan entornos sonoros, estimulando en el oyente una experiencia sonora multidireccional.

Cualquier pregunta, duda o sugerencias que tengas, te respondemos a la brevedad.