thumbnail

Como tocar Romance anónimo en Guitarra

Descargar PDF de la tablatura acá: Romance anónimo
Descargar GPX de la tablatura acá: Romance anónimo



Narciso Yepes fue un extraordinario concertista de guitarra española, nacido en Lorca en 1927 y fallecido en Murcia hace diecinueve años, el 3 de mayo de 1997. Era de familia de labradores y desde muy niño se sintió atraído por la música. Veía una guitarra y denotaba el ansia por tocarla, hasta que su padre le compró una en 1931. Con seis años empezó a estudiar clases de solfeo y a familiarizarse con el dominio de su instrumento preferido. No le importaba que lo llevaran en un borrico desde su casa huertana a donde se encontraba la academia, distante siete kilómetros. 
Al término de la guerra civil vivió en Valencia seis años y para pagarse sus estudios, por cierto con libros prestados, daba él mismo clases particulares de guitarra. También recurrió a tocar en cafés cantantes concurridos de artistas flamencos.Narciso.

Cuando comenzó su actividad profesional, se despojó de su primer apellido, García. Es el solista que más veces interpretó el "Concierto de Aranjuez" del maestro Rodrigo, desde que en 1947 actuara acompañado por la Orquesta de Cámara de Madrid dirigida por Ataúlfo Argenta. 
Cuando lo grabó en 1954 fue el disco clásico más vendido hasta entonces con esa versión. 
Por entonces, ya considerado un instrumentista de prestigio, fue requerido por el director de cine francés René Clement para que se encargara de la banda sonora de su película Juegos prohibidos, de la que en seguida sobresalió, nada más estrenarse el filme, el llamado "Romance anónimo", hoy pieza de difusión mundial, conocida por cualquier guitarrista.

Su autoría parece un misterio a juzgar por las sombras que existen acerca de su creación; lo que hemos comprobado desde hace tiempo cuando nos embarcamos para investigar hasta donde nos fue posible, recordando asimismo que fueron varias veces las que conversamos con el propio Narciso Yepes, quien siempre se remitía a la naturaleza del título: el anonimato del romance. 
Cuando se estrenó el mencionado filme y editado el disco con tal banda sonora, el maestro figuró como adaptador musical e intérprete. De eso no hay duda alguna. Por entonces se divulgó que había encontrado la partitura de un antiguo romance, de autor desconocido, que requería la vihuela como instrumento.